10 aspectos a tener en cuenta al hacer rafting

El rafting o descenso de ríos es un deporte acuático que se ha vuelto muy popular en España. Si deseas poner en práctica el rafting en las próximas vacaciones o simplemente quieres disfrutar de un fin de semana, estas tomando la mejor decisión de tu vida. Solo debes conocer algunas recomendaciones básicas para realizar correctamente este deporte. Así que toma nota de los 10 aspectos que debes tomar en cuenta que la empresa de turismo activo Alúa nos recomienda:

· El rafting es el mejor deporte acuático que se puede practicar con toda confianza. No requiere de tener un cuerpo escultural por lo que cualquier persona lo puede ejecutar.

· Es necesario que tengas movilidad y habilidad en tus brazos de esta manera tu bote se mantendrá estable y equilibrado a la hora de emprender tu recorrido.

· Cuando decidas comprar o alquilar algún bote para este deporte acuático. Debes tomar en cuenta la talla adecuada de los accesorios necesarios. Por ejemplo el remo, el salvavidas y el casco de protección.

· Debes deslizar el remo con fuerza frente al agua turbulenta de esta manera podrás mover y estabilizar el bote con mejor rigidez. Este proceso no requiere de ningún conocimiento previo pero si de gran movilidad corporal.

· Como el rafting es un deporte acuático es necesario que lleves la ropa adecuada para esta aventura. Puede ser un bañador o cualquier ropa ligera de secado rápido.

· En cuanto al calzado es recomendable que sea de plástico. De esta manera no te preocuparas en sumergir tus pies.

· Es aconsejable que utilices lentes o lentillas transparentes para así disfrutar del viaje en balsa.

· Nunca pueden faltar tus objetos personales como la toalla y el jabón. Ideal para la ducha después del paseo por el rio.

· El rafting es un deporte en grupo por lo que si piensas estar solo en la balsa, este no es el deporte ideal para ti.

Tips para combatir la ansiedad cuando quieres ser fitness

Aunque parece imposible, tener un abdomen plano y un cuerpo escultural, tiene mucho más que ver con lo que comes, que con lo mucho o poco que entrenas; es parte y parte. Según los expertos obtener un cuerpo definido, consiste en 20% entrenamiento, 10% descanso y 70% alimentación; así que el mayor esfuerzo debe hacerse en controlar los alimentos que consumes.

Muchas veces pasas horas en el gimnasio, pero al llegar a casa tienes un ataque de ansiedad y decides comer todo lo que está a tu paso. Para que no caigas en tentación, aquí tienes siete tips que te ayudarán a mantenerte fitness:

Come de forma balanceada. Es un poco cliché, pero ¿a qué se refiere el entrenador cuando dice comer balanceado?, simplemente a que debes comer muchas proteínas y vegetales. Pero no elimines por completo los carbohidratos, ya que estos aportan energía al cuerpo, ayudan al cerebro a mantenerse activo y sobre todo, protegen los músculos.

De eliminarlos por completo, estarás provocando que, poco a poco, baje la serotonina del cuerpo y empieces a desgastar en algún punto el músculo, cuando ya no pueda quemar la grasa requerida.

Acaba con las ganas de comer azúcar. La ansiedad por lo general, es simplemente, ganas de comer azúcar, dulces o carbohidratos. Puedes calmar las ganas con un pequeño puñado de almendras, u otro fruto seco: una cucharada de mantequilla de maní, o incluso alguna barra proteica. Adicionalmente, un vaso de agua para saciarte, pasado unos minutos notarás cómo se desvanece la ansiedad.

No te olvides del agua. ¿Cuántas veces has oído que el agua es vital? Y es totalmente cierto, no solo porque es necesaria para el buen funcionamiento del organismo, sino que la deshidratación, también produce hambre y ansiedad. Entonces, no sólo tomes agua mientras entrenas, procura ingerir al menos ocho vasos al día.

Ocupa tu mente. Al estar con demasiado tiempo libre, puede que el aburrimiento genere la necesidad de llenar el espacio con comida, o alimentos poco saludables que arruinarán el esfuerzo previo. Sal a caminar, a entrenar, lee un libro, cualquier cosa que te aleje de alcanzar tu meta fitness.

Verde que, te quiero verde. Los vegetales son un excelente aliado para mantenerse fitness, pues son extremadamente saludables y su aporte calórico es mínimo, razón por la cual pueden consumirse en grandes cantidades, sin sentir ni un gramo de culpa. Esto ayudará a controlar la ansiedad mientras aportas nutrientes a tu cuerpo.

El chocolate no falla. Así es, pero no cualquier chocolate, sino el chocolate oscuro, por supuesto no debes comer una tableta. Tan solo 40 gramos de esta delicia, acompañados con agua para saciar las ansias serán más que suficientes. Recuerda que el objetivo es tener una figura fitness.

Otra herramienta de combate. Cuando todo lo mencionado anteriormente falla, o ya te aburre lo mismo, tienes otras opciones saludables para combatir la ansiedad y aun así mantenerte fitness. La gelatina sin azúcar, por ejemplo, es una excelente opción, sólo una pequeña porción.