Reductores de velocidad

 

Los elementos electrónicos han llegado al mundo de la automoción para quedarse, convirtiendo nuestros vehículos en pequeños ordenadores que controlan casi todos los elementos, en especial los de seguridad.

 

Encontramos componentes electrónicos a la hora de frenar, de girar el volante o incluso a la hora de darnos un golpe, ya que algunos sensores avisan al airbag para que salte en caso de colisión.

 

Uno de los últimos elementos electrónicos que se han empezado a instalar en los vehículos son los reductores de velocidad, que ha llegado a ser tan sofisticados que con la ayuda de una cámara instalada en nuestro vehículo detectan las señales de tráfico que regulan la velocidad y la adaptan a la velocidad que marca la vía.

 

Estos reductores de velocidad empezaron a ser utilizados en los coches de carreras para que no superaran determinada velocidad al entrar en los repostajes, pero hoy día se ofrecen como un extra de seguridad en los vehículos de calle.

Untitled-1
Fabricados de hule de llanta 100% reciclado.