Topes de estacionamiento

1
topes_estacionamiento
Topes fabricados 100% de hule reciclado.

¿No os da rabia cuando estáis buscando aparcamiento y veis un hueco, pero no lo podéis ocupar porque el vehículo de al lado está ocupando una parte de él? Empezamos a pensar todo tipo de improperios y palabras malsonantes, y si pudiéramos le pondríamos nuestro coche encima, ¿verdad? Es cierto que hay algunos conductores que no tienen en cuenta a nadie cuando circulan, y mucho menos cuando aparcan, pero si en esos lugares hubiesen puesto unos buenos topes de estacionamiento seguro que la cosa cambiaba.

 

Con unos topes reductores de velocidad marcando bien cada plaza es imposible que un coche ocupe dos sitios, ya que al estar algo elevados enseguida se nota si estamos aparcando bien o no, y aunque el que aparque no tenga en cuenta el asunto, el hecho de sentir que está golpeando algo le obliga instintivamente a cambiar la trayectoria, colocando el vehículo en la posición adecuada.

Al comprar topes de estacionamiento hay que fijarse muy bien en la marca que se está eligiendo, ya que este factor determina cuántos años durarán los topes en su sitio antes de que empiecen a sufrir los primeros síntomas del paso del tiempo. No es nada agradable instalar unos topes de aparcamiento y a los pocos meses encontrarse con que se están despegando del suelo y su efectividad cada vez se va reduciendo más debido a que en cualquier momento pueden desplazarse provocando un buen susto al conductor que cree estar aparcando correctamente su vehículo.

El gran problema que impide que la gente use más estos topes es el desconocimiento. A pesar de la gran cantidad de información que hay en Internet respecto a los topes de estacionamiento y más aún a pesar de lo fácil que resulta comprarlos online sin necesidad de moverse del sillón, son muy pocas personas las que conocen la existencia de este fenomenal complemento y por tanto son ellas las que se pierden el poder cuidar su coche como el primer día gastando una cantidad de dinero ridícula en comparación a lo que cuesta pintar el coche entero.

En resumidas cuentas no existe ninguna excusa para no comprar cuanto antes los topes para la plaza de aparcamiento, ya que nunca se sabe qué día tendrá uno un despiste aparcando y por lo tanto siempre es mejor prevenir que curar y más aún en unos tiempos en los que la economía no está como para andar invirtiendo a fondo perdido en los arreglos del coche